Encuentra tu hotel en Burgos
Entrada:     Salida:

Visitar Burgos

Antes de visitar Burgos debes conocer que la ciudad se encuentra situada de forma estratégica en la ruta del Camino de Santiago, conservando todo su esplendor medieval. Además de una importante historia, Burgos posee una importantísima riqueza artística y cultural, cuya máxima expresión es la famosa Catedral, obra maestra del gótico y declarada Patrimonio de la Humanidad.

Visitar Burgos y pasear por sus calles es zambullirse en el pasado, recordar las historias vividas por personajes como el Cid Campeador, Fernan González o el propio Diego Rodríguez Porcelos, fundador de la ciudad, allá por el año 884.

La Catedral

Además de la fantástica muestra del arte gótico que representa la Catedral de Burgos, reconocida a nivel mundial, esta ciudad castellana nos presenta otros muchos lugares y rincones para visitar. Los monasterios de Las Huelgas, el de San Juan o el Monasterio de San Pedro de Cardeña, junto a la Cartuja de Miraflores, son representantes de la importancia que tuvo en Burgos la presencia de diferentes órdenes religiosas, principalmente derivada de su situación privilegiada en el Camino de Santiago.

La Catedral de Burgos es una de las joyas del gótico

El Castillo

El Castillo de Burgos y los diferentes arcos que rodean la ciudad, en lo que fue la muralla de la ciudad, nos recuerdan su origen militar y defensivo, destacando el Arco de Santa María, por su belleza, situado frente a la fachada principal de la Catedral.

El Arco de Santa María era la principal vía para acceder a la ciudad durante la Edad Media

La ciudad de Burgos está edificada a orillas del río Arlanzón, junto al que se sitúan los principales parques de la ciudad. El Paseo del Espolón, el Espoloncillo o el Parque de la Isla son paseos obligados por Burgos. Un poco más lejos, el parque de Fuentes Blancas, un importante paraje natural y lugar de esparcimiento para todos los burgaleses.

Gastronomía

Una visita a Burgos nos tiene que llevar, cómo no, a saborear sus delicias culinarias. Además de por su belleza, Burgos destaca por su gastronomía. El plato estrella es el cordero lechal, asado al horno de leña. Pero hay otros muchos platos de la cocina tradicional castellana. Todos ellos, regados con un buen vivo de la Ribera del Duero, harán las delicias de las personas que visiten esta ciudad.

El cordero lechal o lechazo, asado en horno de leña, es el plato estrella de la gastronomía burgalesa

Y para conocer bien el centro, lo mejor es visitar la zona de la Plaza Mayor y sus calles aledañas. Allí podemos encontrar una gran cantidad de bares y mesones en los que degustar infinidad de tapas, entre ellas los cojonudos y cojonudas, unos montaditos de huevo de codorniz, con pimiento rojo y con chorizo o morcilla, con un toque picantón que los hace realmente deliciosos.

Una de las mejores zonas de pinchos en Burgos se encuentra en la calle San Lorenzo, cerca de la Plaza Mayor

En fin, sean bienvenidos a esta noble ciudad castellana y disfruten de su visita a Burgos.