Encuentra tu hotel en Burgos
Entrada:     Salida:

Los pueblos más bonitos de Burgos

En tu visita a Burgos, seguro que no quieres perderte sus pueblos más bonitos. Es difícil quedarse solamente con diez porque hay parajes verdaderamente sorprendentes, pero si tienes dos o tres días libres, vas a poder recorrerlos todos. ¡Descúbrelos!

Recorrido por los pueblos más bonitos de Burgos

Covarrubias

Covarrubias

Este pueblo se encuentra situado a tan solo 47 km de la capital de Burgos. Es visita obligada puesto que ha sido declarado Bien de Interés Cultural. ¿Los motivos? No solamente es precioso, sino que cuenta con una gran historia y numerosos monumentos a su paso.

Al visitarlo, te sorprenderá su arquitectura típica castellana. Tiene mucho encanto y es un gusto recorrer todas sus calles, incluso sin rumbo, porque nos topamos con monumentos tan bonitos como la Iglesia de Santo Tomé, el Torreón de Fernán González, la Casa de Doña Sancha, la Casa del Obispo Peña, la Colegiata de San Cosme y San Damián o la antigua muralla, entre otros.

La ribera del río también nos permite disfrutar de un paseo muy agradable, junto con su centro histórico rodeado de tiendas artesanas de gran valor. Además, es relativamente pequeño al contar con apenas 500 vecinos, lo que hace que podamos visitarlo en 1 día.

Una de sus curiosidades se remonta al siglo X, cuando el conde de Castilla convirtió a este pueblo en uno de los señoríos monásticos más importantes. Es por ello que se la conoce como La cuna de Castilla.

Frías

Frías

Esta pequeña villa de Burgos es también imprescindible en tu viaje a la capital. De hecho, es considerado uno de los pueblos más bonitos de España. ¿O deberíamos decir ciudad? Sí, porque a pesar de ser muy pequeño, es conocido como la ciudad más pequeña de toda España.

Este título de ciudad no surge de la nada, sino que fue dado por el Rey Juan II de Castilla en el año 1435. Desde entonces, no lo ha perdido. Tampoco ha perdido su aire medieval, que nos enamora por sus obras arquitectónicas.

Se encuentra ubicado en las proximidades del Ebro y aún podemos ver ese aire medieval característico de la época, como si el tiempo se hubiera detenido aquí y estuviera prácticamente igual que en el pasado.

Por supuesto, ha sido declarado ​​Conjunto Histórico Artístico y a su paso podemos recorrer el Castillo, el Puente medieval, el Palacio de los Salazar, la Casa Cuartel, la Calzada romana o las casas colgadas entre otros parajes.

Al igual que Covarrubias, es un pueblo muy pequeñito con apenas 300 habitantes y se puede ver en un día.

Orbaneja del Castillo

Orbaneja del Castillo

Este pueblo de Burgos es otro de los más bonitos que encontrarás en la provincia. De hecho, es uno de los más famosos.

Estamos ante un pueblo medieval que está partido en dos por una cascada. Dentro se encuentra el Cañón del Ebro y es una auténtica obra de arte. También por sus pozas de agua cristalina.

Uno de los lugares más visitados es la famosa Cueva del Agua, así como la Cueva del Azar, declarada Bien de Interés Cultural. Pero eso no es todo, porque este precioso pueblecito de Burgos también ha sido premiado con el título de Conjunto Histórico Artístico para su casco arquitectónico.

Si los anteriores pueblos nos parecían muy pequeños, en esta aldea apenas viven 50 vecinos a día de hoy.

Puentedey

Puentedey

Este pequeño pueblo es muy especial por su famoso puente de piedra ubicado sobre el río Nela. Tiene más de 15 m de alto y se fue formando solo, de forma natural. Precisamente por ser una obra de la naturaleza también se le conoce como el “puente de dios”.

Tiene mucho encanto natural y es un destino que no te puedes perder en tu viaje a Burgos. ¡Te encantará!

Lerma

Lerma

En lo alto de la colina se encuentra Lerma, otro pueblo maravilloso de Burgos y del país, puesto que se encuentra dentro de la Asociación de los Pueblos más bonitos de España.

Su atractivo tiene que ver con su historia y sus monumentos, de gran herencia patrimonial por el legado dejado por el Duque de Lerma. Entre sus lugares de interés, podemos sumergirnos en el Palacio Ducal o Parador Nacional, el Monasterio de la Ascensión, Puerta de la Cárcel o la Colegiata de San Pedro.

También recomendamos ir hasta el mirador de los Arcos y ver su increíble puente medieval y las antiguas murallas, junto con los pasadizos aéreos.

Pero esto no es todo, porque Lerma forma parte del Triángulo del Arlanza. Una ruta que pasa por el río Arlanza y que comprende Lerma, Covarrubias y Santo Domingo de Silos.

Es más grande que los pueblos anteriores al contar con un censo de más de 2500 habitantes. Pero igualmente se recorre en un día.

Peñaranda de Duero

Peñaranda de Duero

Este rincón de Burgos es precioso y uno de los más conocidos. En él podemos sumergirnos en el Castillo, la vieja muralla, el Palacio de los Condes de Miranda, el Convento de San José de Carmen, la Ermita de la Virgen de los Remedios o la Ex-Colegiata de Santa Ana, entre otros.

También recomendamos hacer una visita a su famosa Botica, declarada Bien de Interés Cultural. ¡Y sigue funcionando hoy en día!

Aranda de Duero

Aranda de Duero

Aranda de Duero es uno de los pueblos más famosos de Burgos. A diferencia de los parajes anteriores, es más grande, dado que su censo supera los 30.000 habitantes. Pero por supuesto merece una gran visita.

En Aranda del Duero podemos recorrer muchos lugares importantes como el Palacio de los Berdugo, el Santuario de Santa María de las Viñas o el Santuario de San Pedro Regalado, además de numerosas iglesias. Concretamente, la Iglesia de San Nicolás de Bari ha sido declarada Monumento Nacional. También hay interesantes museos que ver, de la Cerámica y del Ferrocarril.

Destaca porque en su subsuelo hay más de 120 bodegas, llegando a ser más de 300. De ahí al famoso vino con denominación de origen Ribera del Duero. Pero si te gusta el buen comer y quieres disfrutar de la gastronomía burguesa, también te recomendamos parar en uno de sus restaurantes a degustar el lechazo asado y la morcilla. ¡Y qué no falte un buen vino!

Sasamón

Sasamón

Este municipio es otro de los must de Burgos. Es, sin duda alguna, cuna del arte medieval y cuenta con un rico patrimonio monumental. De hecho, la calidad ha sido declarada Conjunto Histórico-Artístico.

Al visitar Sasamón podemos sumergirnos en sus murallas medievales, los puentes romanos, tramos de calzadas romanas y en el impresionante Arco de San Miguel. También se puede visitar la iglesia de Santa María la Real, la Ermita del Humilladero o San Isidro, siendo la primera el tercer templo en tamaño de todo Burgos.

En lo referente a la gastronomía, destacamos el popular Queso de Sasamón. Además de las ricas rosquillas castellanas.

Poza de la Sal

Poza de la Sal

Este pueblo es cuna de Félix Rodríguez de la Fuente. Ofrece una arquitectura preciosa y sitios que enamoran; como el palacio de los Marqueses de Poza, el castillo y sus peculiares callejuelas estrechas y empinadas, donde abunda la piedra, la madera y el yeso.

Desde luego que su belleza no pasa inadvertida, puesto que el pueblo fue declarado de Conjunto Histórico-Artístico en el año 1982.

Su nombre se debe a los siglos de tradición salinera. Puedes saber más visitando las salinas y el Centro de Interpretación de las Salinas.

Santo Domingo de Silos

Santo Domingo de Silos

Este municipio de España también gusta mucho y es, sin duda, uno de los pueblos más bonitos de Burgos. Además, forma parte del Camino del Cid.

Su principal punto de interés es el conocido como Monasterio de Santo Domingo de Silos. Cuenta con un claustro románico precioso y es una gran joya arquitectónica.

Su origen medieval se percibe en el ambiente, en sus calles, siendo de visita obligada la Plaza Mayor o su antiguo lavadero. Además, muy cerquita nos encontramos con el desfiladero de la Yecla, un cañón que forma el río Mataviejas.

También te recomendamos que al menos una vez acudas a una celebración litúrgica con cantos gregorianos.

Estos son algunos de los pueblos más bonitos de Burgos, ¿cuál es tu preferido?